viernes, 16 de junio de 2017

EL ATENTADO CONTRA CONGRESISTAS NORTEAMERICANOS RESULTA SOSPECHOSAMENTE CONVENIENTE PARA TRUMP



Al menos cinco personas resultaron heridas anteayer en un ataque con arma de fuego en un campo de entrenamiento de béisbol en la ciudad de Alexandria, estado de Virginia, a unos 11 kilómetros al sur de Washington D.C.

Varios congresistas republicanos se entrenaban para un tradicional partido de béisbol entre miembros del congreso, cuando un hombre de 66 años, llamado James Hodgkinson, armado con un fusil de asalto, irrumpió en el lugar y abrió fuego contra ellos.



Entre los heridos, se encuentra el miembro de la Casa de los Representantes Steve Scalise, jefe de la mayoría republicana en esta Cámara, así como dos policías del Capitolio.

Varios compañeros del Congreso atendieron a Scalise antes de la llegada de los paramédicos y le brindaron los primeros auxilios para frenar la hemorragia que le produjeron los disparos.

Según el reporte de la prensa local, varios congresistas se refugiaron en una vivienda cercana durante el suceso.

El sospechoso del tiroteo fue detenido e identificado como James T. Hodgkinson, un empresario de 66 años de Belleville (Illinois, EE.UU.) que se dedica a la inspección de viviendas, y que murió posteriormente en el hospital, a causa de sus heridas.

El 22 de marzo Hodgkinson escribió en su cuenta de Facebook que Trump “era un traidor” que “había destruido la democracia de EEUU” y que “era la hora de destruir a Trump y compañía”.

El hombre ha sido presentado como un ferviente seguidor de Bernie Sanders, el candidato más izquierdista en las pasadas elecciones presidenciales en EEUU.

Donald Trump ha confirmado que el atacante ha muerto y el congresista se encuentra en condición estable. El presidente estadounidense también ha elogiado las “acciones heróicas” de la Policía en el lugar de los hechos, que consiguió reducir al atacante.

El asaltante, armado con un rifle y una pistola, realizó más de 50 disparos contra los congresistas republicanos.

El ataque, se produce en un momento especialmente delicado para la presidencia de Donald Trump, justo cuando 196 congresistas demócratas han decidido demandar al presidente por negocios particulares que violarían la constitución y cuando dos procuradores también le han demandado.

El incidente, sin duda ayudará a Trump a desviar la atención sobre los crecientes problemas que acucian su presidencia.

Y es que estas últimas horas, los problemas se le acumulaban a Trump.

196 congresistas demócratas habían decidido demandarle, por supuesta violación de la cláusula de emolumentos de la Constitución.

Se trata de una cifra récord de legisladores unidos por una acción legal en la historia de las demandas del Congreso contra presidentes.

Al menos 30 senadores y 166 diputados presentarán la demanda. De momento, ningún republicano se ha unido a ellos.

Según el texto de la demanda, Trump viola la Constitución al mantener vínculos estrechos con su imperio empresarial. Sus empresas han recibido pagos por sus servicios por parte de gobiernos extranjeros, lo que puede ser interpretado como regalos. La Constitución prohíbe a los altos cargos electos recibir regalos de otros países sin permiso del Congreso.

Además, los legisladores sostienen que los gobiernos extranjeros se ven sometidos a la tentación de tratar de forma especial a las empresas pertenecientes a Trump, por ejemplo, al contratar sus hoteles en vez de otros.

John Conyers, uno de los demandantes, afirma que el “conflicto de intereses” de Trump se extiende a “al menos 25 países”.

Según él, el mandatario “aparentemente está usando su presidencia para maximizar su lucro”.

Además, por otro lado, los procuradores generales del Estado de Maryland y del Distrito Columbia lanzaron el lunes otra demanda judicial contra Trump en relación al Hotel Internacional que lleva su nombre en la capital del país y que, según ellos, recibió pagos desde el extranjero, lo que viola las leyes del país.

Todo ello, podría llevarle a la destitución, o como mínimo, traerle muchos problemas.

Pues fíjense ustedes: justamente cuando se le presentaban estos problemas…(oh, casualidad!), un señor muy malo que lo odiaba mucho y que encima era seguidor de Bernie Sanders, se vuelve loco y dispara contra republicanos, hiriendo, precisamente, a uno de los apoyos de Trump, el ultraconservador Steve Scalise.

Qué oportuno, ¿eh?

Exactamente cuando Trump más lo necesitaba para desviar la atención.

Qué bien le irá a Trump para presentarse como una víctima “perseguida”, ¿eh?

Al respecto, los medios más “liberales”, incidirán en el hecho de que el congresista Scalise, herido en el tiroteo, es uno de los mayores defensores de las armas en EEUU.

De hecho, ya están considerando el ataque como “una gran paradoja”, puesto que “un defensor de las armas, ha sido atacado por un individuo armado”.

Pero perderán el tiempo con ello. Los defensores de la Segunda Enmienda, tendrán un argumento muy fácil para defender sus posiciones: “el hombre armado malo, fue reducido precisamente por que había hombres armados protegiéndolos”.

Al final, si se centran en el tema de las armas, será un debate nulo en resultado.

La cuestión aquí, es que hay algunas preguntas que debemos hacernos al respecto de lo sucedido.

La primera, evidentemente, es: ¿no es muy casual que precisamente cuando Trump se ve más acorralado, un “malvadísimo radical de izquierdas inundado de odio hacia Trump”, ataque a un grupo de inocentes congresistas republicanos jugando al americanísimo béisbol?

El hecho es que el atacante, COMO SIEMPRE SUCEDE, ha sido abatido y ha fallecido, y con él, cualquier tipo de explicación por su parte, que pueda contradecir el discurso oficial que inundará los medios.

¿Por qué razón, SIEMPRE mueren los atacantes en los atentados terroristas o en ataques de este tipo?

Y por último, otra cuestión más.

Hemos visto como un hombre de 66 años, (un constructor y no precisamente un comando de élite), ha sido capaz de disparar contra varios altos cargos norteamericanos, hasta el punto de que podría haber matado a varios de ellos.

Y ahí va la pregunta que nos hemos hecho ya con anterioridad: si un hombre sin preparación como este es capaz de hacer algo así contra cargos tan importantes, ¿por qué razón los terroristas yihadistas o otros “lobos solitarios trastornados”, no intentan hacer lo mismo contra otros altos cargos por todo el mundo?

¿Por qué atacan a gente normal, en cafeterías, en estaciones, en trenes, o en cines, aún sabiendo que serán abatidos y que su ataque será olvidado con el tiempo al no afectar a personas de alto nivel o fama? Este ataque demuestra que los altos cargos, son mucho más vulnerables de lo que la gente cree y que se puede llegar a ellos sin tener que realizar una gran operación militar.

Y este es quizás el punto flaco de toda esta operación: han confirmado lo que algunos ya sospechábamos y venimos denunciando desde hace tiempo …

(Fuente: https://elrobotpescador.com/)

2 comentarios:

  1. jajaja

    Que malo que es trump ¿verdad?
    La democracia es masnifica siemrpe y cuando los borregos voten a quien se les dice Pero si votan a otro (como Trump) entonces la democracia es una mierda

    los votantes no saben votar y la maquinaria de propaganda y demonizacion se pone en marcha, incitando al asesinato de Trump. Trump con la cabeza cortada Trump apuñalado como Cesar Trump Trump Trump ..que malo malisimo que es Trump es como un villano de pelicula de serie B

    Nosotros, que sospechamos de los tiranos de serie B, sospechamos hasta de los tiroteos que no logran sesinar al tirano ( si le hubieran aseinado ya, mire vd; un problema menos)

    Es cuestion de tiempo que con esa propaganda algun "loco" o algun contratado asesine a Trump

    Cronica de una muerte anunciada

    y todo por los borregos que no saben votar aquien les dice Si hubiera salido la Clinton; nada de esto hubiera ocurrido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que bueno es Trump!. A diferencia de Hillary, la candidata de la élite (con la que él no tiene nada que ver), ha cancelado el acoso a Assad, ha retirado el apoyo norteamericano al Daesh (ver dos noticias más arriba), ha renunciado a destruir al estado de Irán y al chiísmo y hacerse con el control geoestratégico y riqueza de gas y petróleo de Oriente Medio, ha ampliado la apertura hacia Cuba, ha señalado públicamente al país árabe que financia -en solitario y sin complicidades- al terrorismo (aunque luego negocie con él ventas millonarias de armas, se habrá visto obligado el pobre), ha cerrado por fin Guantánamo, no se ha beneficiado del apoyo de los Rothschild, ni incluído a los peones de la familia jázara esta en su administración, ni tiene que ver con la masonería y ha sido elegido para servir al pueblo, no al lobby militar-industrial, ni a las corporaciones, ... Vamos, que quien no se de cuenta de la era de paz, prosperidad y beneficencia que ha iniciado es que está ciego. ¿Es eso?

      Eliminar