lunes, 26 de febrero de 2018

PODEMOS PROPONE LA AUTODETERMINACIÓN SEXUAL DE LOS MENORES DE EDAD



El pasado viernes el partido Podemos registró en el Congreso una proposición de ley para permitir que los menores puedan elegir su sexo, como si éste no fuera algo asignado por una naturaleza que en otro tiempo era reputada de sabia, pero cuyo dictamen parece ser no solo objetable para cierta -dicen que- izquierda, sino rectificable por la vía de exigir que la administración del Estado acepte cualquier fantasía identitaria de quien quiera que, sin aval médico, psiquiátrico o parental (por supuesto, el consentimiento u oposición de los padres es considerado irrelevante, y reducido a la nada), quiera jugar a ser otra cosa que lo que le ha tocado en suerte ser.

El populismo de los progres del perpétuo carnaval llega con esta disparatada iniciativa a un (des)nivel que parecía difícil de establecer: la inmadurez -característica definitoria de la minoría de edad- convertida en legisladora suprema e inobjetable. Que el menor no esté aún capacitado para reconocer la realidad -aquello que existe objetivamente fuera de nuestra mente, aunque está no sea capaz de determinarla- y sobre la base de ese reconocimiento, gestionar sus deseos, no es problema: hay que reconocer al joven inmaduro el derecho pleno a rechazar la realidad e instalarse en un delirio que toda la sociedad debe respaldar sí o sí. Llevando este principio al paroxismo, ¿por qué no reconocerle el derecho a establecer su edad, o su raza, o su nivel económico? Puestos a negar lo científicamente indiscutible, que la naturaleza nos ha hecho varones o féminas -con la salvedad de esa marginal minoría de personas indefinidas a las que el destino ha gastado una pesada broma genética, y que, por supuesto, son merecedores de todo reconocimiento y apoyo-,  niéguese todo condicionamiento y siéntase Vd. marciano, vikingo, reina de Inglaterra u orco de Mordor, que el que no le trate como a tal es un facha al que hay que denunciar a la nueva Inquisición de género (degenerada, en realidad). Aunque haya voluntariosos transexuales que van ya por la tercera solicitud de cambio de sexo -ida, vuelta y de ida otra vez-, confirmación absoluta de que del mero capricho no puede surgir un rumbo vital serio.

¿Y qué requisitos propone la progredumbre exaltada para que un menor se transexualice? Aquí llega lo más surrealista del proyecto de Ley: la madurez suficiente para comprender lo que dicho cambio significa. ¿Comprender que frustrar químicamente el desarrollo sexual natural para violentarlo con  sobredosis de hormonas es una aberración? Sencillamente, quien comprenda esta obviedad solo puede rechazar la propuesta de estos demagogos desatados.

Al parecer el reconocimiento de la realidad, la aceptación de nuestros límites y la primacía de la ciencia son posturas retrógradas absolutamente rechazables. ¿Para qué madurar si se puede exigir a la sociedad que reconozca nuestros delirios como ley suprema? Esa es la máxima que el populismo de "Queremos, luego Podemos" pretende establecer. El mismo partido que denuncia la "brecha salarial" que, tramposamente, establece una media entre hombres y mujeres sin diferenciar cargos ni responsabilidades, lo que hace que en sus propias filas las mujeres acaben ganando una media de 829 € menos que los hombres.

Demagogia sobre demagogia, es el mismo partido cuyas máximas responsabilidades recaen sobre varones, pero que reserva a las mujeres -preferiblemente, novias o ex-novias del gallito supremo del corral (no me digan que no lo han identificado)- los puestos vistosos y secundarios -como el de "portavoza"-, confirmando que para algunos pro-feministas de boquilla las mujeres solo quedan bien como floreros.

"Yo voy a la huelga feminista ... a protestar contra lo que es práctica habitual
en mi propio partido". La paja en el ojo ajeno ...

Darían risa si no fuera porque lo que dan es arcadas, y, por mucho que denuncien ese machismo que no acaba de diluirse entre la obsolescencia y el ridículo, patri-arcadas. Con perdón del lector sensible, espero.

(posesodegerasa)

EL GOBIERNO PRETENDE VINCULAR FACEBOOK, INSTAGRAM Y OTRAS REDES AL D.N.I.



Todo lo que hemos visto en las películas de ciencia ficción y que nunca nos preocupó va a comenzar a suceder también en España, porque el Gobierno vinculará tu Instagram, Facebook y otras redes al DNI.

El proyecto mediante el cual esto se hará posible ha sido puesto en marcha mediante el Consejo de Ministros y su nombre es Passenger Name Report (PNR), y deberá ser aprobado antes del 25 de mayo de este año, que es su fecha límite.

El PNR tiene el objetivo de vincular tus cuentas de Facebook, Instagram y otras redes al DNI, según se nos dice, para luchar contra el terrorismo y los delitos graves.

Las redes sociales como Instagram o Facebook vinculadas al DNI son solo la primera parte del proyecto porque el PNR no solamente va a almacenar esa información, sino que también número de tarjeta de crédito, correos electrónicos y cualquier información disponible en Internet que el gobierno considere se debe conocer sobre ti.

Esta información será recolectada seas sospechoso o no de terrorismo, sin excepciones. Eso sí, no creas que esta es una invención del gobierno de Mariano Rajoy.

Para su funcionamiento, el proyecto convertirá al gobierno en el Gran Hermano de Orwell, a través de la instalación de gigantescos centros de datos que salieron a concurso en 2013 y que gestionará Indra por 1,39 millones de euros.

Las aerolíneas serán la principal fuente de datos para el gobierno, que los cruzará con otros formatos existentes de diferentes bases de datos y los analizará para entender tu comportamiento en la red. No se salva nada: Twitter, Facebook, Google Plus, Linkedin, Tumblr, Instagram y Flickr están entre las redes sociales a monitorizar, a lo que debes sumar las de vídeo como YouTube, Vimeo y LiveLeak y los buscadores como Google, Bing, Yahoo, entre otros.

Así, cuando realices un comentario a un vídeo en YouTube, el gobierno podrá cruzar esos datos aunque tu nombre de usuario sea falso, porque conoce tu IP, tu proveedor de Internet y hasta la tarjeta con la que lo pagas.

Algunos consideran que la recolección de estos datos podría ser inconstitucional, porque se opondría a la Ley de Protección de Datos en su artículo 7.4.

(Fuente: Luis Rego)

domingo, 25 de febrero de 2018

EX-MINISTRO CANADIENSE DE DEFENSA: LOS “ILLUMINATI” SON REALES Y DIRIGEN NUESTRO MUNDO



Paul Hellyer, ex ministro de Defensa canadiense, es el político de más alto rango que ha admitido públicamente creer en la popular teoría de la conspiración.



Una de las teorías conspirativas más arraigadas sostiene que los Illuminati son una élite mundial secreta que dirige a los gobiernos entre bastidores y está conduciendo secretamente a la humanidad a una forma de neo-feudalismo dirigido por las corporaciones multinacionales y consolidado sobre una moneda, una religión y un estado mundiales, lo que se ha venido en llamar el Nuevo Orden Mundial (NWO).

Se dice que Hollywood es el escaparate de las tendencias que quieren imponer a nivel mundial y algunos incluso acusan a sus líderes de ser lagartos reptilianos del espacio que han desarrollado la capacidad de adoptar la apariencia humana.

Las acusaciones varían desde la simple implementación del NWO como una meta por lo menos, hasta que los Illuminati son un culto altamente satánico que busca devolver al diablo a la tierra. 

Aparte de las repetidas afirmaciones de los teóricos de la conspiración, que se han multiplicado desde el crecimiento de Internet, los escepticos dicen que no hay ninguna prueba real de que los Illuminati (cuya fundación en 1776 está sobradamente documentada) existan hoy en absoluto en absoluto.

Sin embargo, en un podcast, el Sr. Hellyer, que estaba en funciones en la década de 1960, dijo que los Illuminati, al menos en su concepto más básico, son reales y poderosos.

Dijo que los líderes corruptos ocultos continúan librando guerras innecesarias y se concentran en los beneficios, en lugar de detener el cambio climático.

El Sr. Hellyer afirma que la tecnología para revertir el cambio climático ha sido desarrollada, pero es suprimida por los Illuminati, ya que la mayoría de sus miembros clave tienen mucho en juego en la industria de los combustibles fósiles, que desean continuar durante el mayor tiempo posible.

Él dijo:"Tienes una camarilla secreta que realmente está manejando el mundo y ellos han logrado mantener esta tecnología en secreto hasta que puedan cobrar los trillones de activos petroleros que tienen.

Hellyer cree también que varias especies de extraterrestres inteligentes viven en secreto en la Tierra, y que los líderes mundiales nos ocultan este secreto, informa Dailystar.co.uk.

De hecho, afirma que son los extraterrestres quienes han desarrollado una "fuente de energía limpia y gratuita" que puede revertir el cambio climático.

Añadió:"Aprendí hace tiempo que Estados Unidos, en cooperación con visitantes de otros planetas, había desarrollado una forma exótica de energía que nos permitiría pasar de los combustibles fósiles a la energía limpia y exótica en el plazo de 10 años que aún tenemos.

Pero no se está haciendo nada al respecto.

"Ciertamente son más avanzados en agricultura y medicina y en muchas otras áreas y si eso es verdad, ¿por qué no estamos cooperando con ellos para construir un mundo mejor?".

(Fuente: http://conspiraciones1040.blogspot.com/)

NOTICIAS FABRICADAS Y ACTORES DE CRISIS Nº 2


sábado, 24 de febrero de 2018

FEMINISMO: UNA IDEOLOGÍA DE ODIO



El feminismo es una ideología de odio. Ideología en cuanto sistema cerrado de ideas que se blinda a cualquier contrastación con la realidad; funciona, por tanto, mediante una dogmática y un argot propio, como corresponde a una secta.

De odio porque el feminismo se considera el legítimo administrador de una inmensa corriente de sufrimiento que viene desde el mismo inicio de la humanidad –desde Adán y Eva, se consideren realidad o mito- y llega hasta nuestros días. La mujer ha sido vejada, maltratada, violada, humillada, discriminada y asesinada; toda mujer; y ese caudal de dolor alimenta un inmenso odio.

El feminismo es una mutación del marxismo y en sí tiene poco que ver con la tradición que parte de las sufragistas. Es una ideología postmoderna y postmarxista. André Glucksman en su clarividente y profético libro La estupidez aventuró que, tras la caída de las ideologías cientificistas, y específicamente del marxismo, lo que se iba a adueñar del escenario era la estupidez, una inmensa y ubicua estupidez. El feminismo se mueve en esa línea: es un marxismo para estúpidas y puesto que algunos hombres también se definen como feministas, también para estúpidos.

Una burda copia de la dialéctica marxista

La dialéctica feminista es una burda copia de la marxiana, sustituyendo capitalismo por patriarcado y capitalistas por hombres. Las mujeres son el proletariado –oprimido- y los hombres son los capitalistas –opresores-. Y, como en el marxismo, siempre ha sido así, en todo momento: la historia ya no es la historia de la lucha de clases, sino la lucha de sexos, aunque el feminismo, con pulsión supremacista, no consigue articular una parusía, fin épico de triunfo al final de los tiempos, una sociedad sin clases o su remedo una sociedad sin sexos o sin heterosexualidad. En ese sentido, por su aversión a la maternidad –perpetúa el patriarcado- su utopía es la extinción. Eva nunca debió aparearse con Adán, nunca debió perpetuar el patriarcado. Es la primera traidora al género.

Esa mutación de marxismo de detritus explica que los comunistas –los restos del naufragio- hayan asumido con tanta facilidad y fervor el feminismo. Algunos incluso exageran la nota, como el comunista español Alberto Garzón, que culpó de la masacre de gays en una sala de fiestas de Orlando –perpetrada por un musulmán integrista, lleno de fanatismo contra la sodomía- al heteropatriarcado, lo cual es una redundancia en la estupidez, porque no puede haber, manifiestamente, otro patriarcado que el hetero; un gaypatriarcado es imposible; una sociedad LGTBI está siempre llamada a extinguirse. Ni las feministas ni el colectivo LGTBI -por defender lo obvio, que en estos tiempos es necesario, como decía George Orwell– hubieran visto la luz sin familias, sin padres y madres.

Por supuesto, el feminismo, como mutación marxistoide, tiene un alto componente totalitario en su brebaje. “No existe otra manera de desmantelar el patriarcado que no sea atacándolo todo, desde el lenguaje androcentrista hasta las leyes paternalistas. El trabajo del feminismo requiere cambios tanto estructurales como conductuales; nadie ni nada se salva. La transformación social y cultural que requiere el feminismo es absoluta”, con estas ínfulas revolucionarias se expresa Raquel Rosario Sánchez, una dominicana, activista feminista.

El patriarcado, por supuesto, es un imaginario, un constructo, un esencialismo, del que se hace participar a todos los varones (algunos tienden a referirse a este feminismo postmoderno como hembrismo, alternativo al machismo), de todos los tiempos y de todas las épocas. Aunque ese inmenso caudal de odio es unidireccional: sólo se dirige contra la sociedad occidental, contra las naciones libres y contra los hombres “blancos”. Y sólo es crítica con el cristianismo. Es decir, precisamente contra el medio ambiente donde han podido florecer. Es el patriarcado “occidental”, el que combaten, mientras las feministas se mantienen muy exquisitamente silenciosas ante las vejaciones que sufren las mujeres en otros ámbitos geográficos y religiosos, donde los malos tratos son canónicamente ordenados y donde la violada es flagelada.

Todo esto tiene mucho de farsa y de impostura; también mucho de negocio, pues las feministas –una minoría agresiva, que odia también al resto de las mujeres, a las que no considera puras y que siente una aversión neurótica hacia la palabra madre y su contenido de maternidad- han ido adquiriendo poder, aumentando el número de inútiles puestos laborales para feministas profesionales y, sobre todo, incrementando el desvío de fondos públicos hacia sus organizaciones.

No es cierto que antes de que el feminismo desarrollara su agresiva “ideología de género” y animara a la denuncia irrestricta de los malos tratos, hubiera más asesinatos de mujeres. Había sustancialmente menos. Entre otras cosas, porque entre 1950 y 1977 los homicidios no hicieron otra cosa que decrecer, en España y en todo Occidente. Pero para cualquier ideología la realidad es un estorbo.

Jane Austen, una escritora muy realista y detallista, y toda la literatura femenina del siglo XIX nunca hablan ni citan nada parecido a malos tratos, pero ese silencio debía ser imposición del patriarcado. Si todos los hombres hubieran sido –como pretenden estas marxistas de baratillo- violadores y asesinos, y no maridos amables y solícitos, devotos de sus madres y sus hijas, la especie humana no se hubiera perpetuado.

Los hombres, por ejemplo, han tenido el dudoso privilegio de entrar en guerra –y morir, claro- para defender a sus mujeres. En el orden tribal, en las guerras entre tribus enfrentadas, es habitual matar a todos los varones y raptar a las mujeres. Ambas suertes son nefastas, pero la del patriarcado de la tribu tampoco es envidiable. Hasta estas últimas décadas siempre se citaba como muestra de la explotación capitalista en la revolución industrial que estaban obligados a trabajar mujeres y niños. Del paisaje del Manchester industrial ahora se han borrado las mujeres. También fue un dudoso privilegio patriarcal desembarcar en la playa de Omaha bajo el fuego patriarcal enemigo, pero, ahora, de inmediato te salen que en el Ejército Rojo soviético había algunos batallones de mujeres.

El odio que destila el feminismo, y que está provocando mucho sufrimiento innecesario para mantener el negocio en expansión, no se circunscribe a los hombres, sino que se extiende a las mujeres reales, no a las del imaginario feminista. El feminismo odia a las mujeres que son madres, un título de inmensa dignidad, pues reproducen el patriarcado. Los hijos son aquí algo similar a la plusvalía capitalista. Las feministas sólo identifican maternidad con aborto, lo que en su argot sectario es interrupción voluntaria del embarazo. Como resume Lidia Falcón, líder del exiguo Partido Feminista, “parir es una catástrofe”. En ese sentido, el efecto más letal del feminismo –además, de convertir el hogar en una guerra de sexos- es su criminalización de la maternidad, su corrosiva contribución a la depresión demográfica de Occidente.

No hace mucho se reunían en Brasilia ecofeministas en un simposio titulado “La Tierra es mujer”. Siempre, como metáfora e incluso como divinización en ciertas culturas, se había dicho que la Tierra es “madre”, pero madre es para una feminista una palabra obscena, hacia la que siente una íntima e infinita repulsión. Por eso son un peligro tan grave para la civilización.

Enrique de Diego
(Visto en http://ramblalibre.com/)

"LIBERTAD DE IMPRESIÓN", DOCUMENTAL SOBRE LA CENSURA CONTRA EL HUMOR GRÁFICO EN ESPAÑA


"LIBERTAD de IMPRESIÓN" trata de sátira y censura, partiendo de la manifestación en contra de la revista humorística "Mongolia" en la puerta de un teatro en Cartagena. Los entrevistados (Wyoming, Gonzo, Leo Bassi, Darío Adanti, Eugenio Merino, JL, Monteys, Fontdevila, Guillermo, Boye, Alcázar, Bartual, Bernardo Vergara ...) hablan sobre el secuestro de la revista El Jueves en 2007, las dimisiones en 2014, la monarquía, la iglesia, el franquismo sociológico, etc. para cerrar con los últimos casos de condenas por twits.

viernes, 23 de febrero de 2018

REPORTAJE DE LA BBC DESTAPA LA FINANCIACIÓN BRITÁNICA AL ESTADO ISLÁMICO




La periodista Jane Corbin ha dado a conocer en "Yihadistas a los que subvencionas", un reportaje de investigación para el programa “Panorama” de la BBC, que millones de libras procedentes del gobierno británico han llegado a manos de los yihadistas de Siria a través de una consultora británica internacional que trabaja para el propio gobierno.

Con ello ha puesto al descubierto, demostándolo con impactantes documentos filtrados, toda una trama mediante la cual desde el año 2014 millones de libras suministradas por el gobierno británico y gestionadas por la consultora "Adam Smith International" (A.S.I.),oficialmente destinadas a financiar a “la policía de las fuerzas rebeldes”, eran derivadas de forma encubierta a la financiación de grupos terroristas como Al-Nusra, filial de ISIS/Al Qaeda.

En el reportaje Jane Corbin demuestra, con documentos y sobre el terreno de Siria, como inmensas cantidades de dinero público canalizados a través de A.S.I. eran destinados a policías inexistentes, personas ya fallecidas e incluso comisarías “fantasma” jamás construidas, destapando toda una trama de financiación oculta del Estado Islámico y sus grupos terroristas satélites con dinero público de los contribuyentes británicos.

El tremendo y demoledor reportaje fue emitido en el mes de diciembre pasado.

El dinero británico gestionado por "Adam Smith International" llegaba a Al-Nusra, filial del Estado Islámico, que era la encargada en algunas zonas de Siria, como Idlib, de elegir a las fuerzas de seguridad de “las zonas liberadas” que se encargaban de realizar salvajes ejecuciones, frecuentemente mediante la decapitación.

El gobierno británico, asustado por la repercusión de la investigación, suspendió los contratos con la consultora durante dos meses. En ese tiempo la propia "Adam Smith International" llevó a cabo una supuesta investigación de cara a la galería que concluyó que “sólo fue una parte mínima del dinero la que llegó a los terroristas y que el dinero público en realidad era dinero de inversores privados”.

Lo cierto es que dos meses después, el gobierno británico y "Adam Smith International" han reanudado las licitaciones de sus contratos, algo que debería escandalizar a toda la sociedad y debería haber acabado con la dimisión del gobierno en bloque.

Ante la incapacidad de la opinión pública para exigir responsabilidades, una trama delictiva con complicidades en las más altas esferas políticas del Reino Unido ha terminado en nada. La Élite Rothschild y sus gobiernos vasallos siguen haciendo y deshaciendo con el silencio cómplice de quienes, incomprensiblemente, no se sienten concernidos por el criminal saqueo de una nación antaño próspera y pacífica.

¿Hasta cuándo?


(Fuente: https://dondelaverdadnoslleva.blogspot.com.es/)